Browsing Category

Tristeza

Esperanza Poema Tristeza

Diario de un refugiado

28 junio, 2017
Diario de un refugiado

Vivo entre la frontera de la libertad y el precipicio

congelado entre instantes

como dos amantes sin amor.

Guardo fuerzas por si tuviera que huir

ya no me quedan sueños por soñar

me queda mucha risa por reír.

Vivo entre vidas que no elegimos

casas derrumbadas por el abismo

tan solo contagian tristeza

al menos me queda el refugio de mi esperanza.

Escribir este diario me atormenta

manchado de pisadas y de sangre

de valientes y de cobardes

de alma y verdad.

Vivo entre lágrimas que bebo

desecho mi presente

echo tanto de menos la suerte

echo tanto de menos la paz.

Vivo entre la música de los ecos de las balas

entre el hueco del enigma y la ignorancia

entre los pasos prohibidos se desatan.

No recordar que es la felicidad

es la peor herida de esta guerra.

Vivo entre creencias y rezos

mi religión y mi credo

mi fe y mi lamento.

 

Esperanza Poema Tristeza

Una vida y dos monedas

23 junio, 2017
Una vida y dos monedas

Cuatro cajas de cartón como abrigo

una vida y dos monedas

le ayudan a reír.

Se declara dibujante de sueños

papel protagonista sin merecerlo.

Recorre las calles de Madrid

va escondiendo detalles

y explica que lo más valioso que tiene

es la libertad de su paciencia.

Cuatro cajas de cartón como cama

una vida y dos monedas

le ayudan a seguir.

Coleccionista de buenas intenciones

recluta las mejores flores

que luego regala a cambio de una sonrisa.

Dice tener suerte de vivir

a pesar de dormir a la intemperie

cada noche cuenta estrellas

y juega con la luna como lo ha hecho siempre.

Cuatro cajas de cartón como colchón

una vida y dos monedas

le ayudan a no morir.

Recuerda su pasado y tiembla

tan difícil caminar con tanta niebla

aunque después de la tempestad

siempre llega la esperanza.

No hay mal que por bien no venga

no hay mar que agote la bondad

de la verdad de su mirada.

 

Nostalgia Poema Tristeza

Relato de una condena

24 enero, 2017
relatos de una condena

Aquel viernes amanecimos sin poder querernos más,

sin duda, el mejor momento de mi vida.

La regalé un beso diferente que yo mismo inventé,

ella y sus caricias en mi espalda.

Desayunamos café y nuestro abrazo de cinco segundos eternos.

Quedamos para comer en nuestro restaurante favorito,

siempre puntuales como los puntos suspensivos.

Éramos clientes habituales de aquel sitio.

Nuestra mesa al fondo, mantel rojo y dos velas como testigo.

Empezamos a beber eligiendo un buen vino,

nos subió enseguida a la cabeza pero seguimos.

Acabamos de comer y por sentado también la botella.

Dos gintonics preparados por favor,

veía sus pequeñas manos como agarraba la copa y mi futuro.

Nos fuimos a un irlandés cerca de allí,

donde pudimos reír a carcajadas, las lágrimas caían orientadas a la felicidad.

Reconozco que se nos fue de las manos,

me dijo cogemos un taxi,

le dije que podía conducir.

Lo siguiente que recuerdo fue despertarme en una cama desconocida, me di cuenta que algo pasaba,

pregunté por ella a una enfermera y con rostro serio me dijo lo siento.

Y lloré, lloré tanto que no podía creer, nunca más amanecería con ella.

Sentí como si me quitasen de golpe una vida, mi vida.

Han pasado dos años y aquí estoy,

relatando la historia de mi mayor condena, el no poder dejar de pensar en ello, en ella.

Que la gente tome conciencia y nunca piense que a ellos no les puede pasar,

nunca conduzcas si has bebido,

nunca retes al destino de la felicidad.

Poema Tristeza

Historia de un hombre invisible

17 septiembre, 2016
botas-grandes

En el parque de las palomas,

Demasiados precipicios asoman,

Un banco como almohada,

Los sueños oxidados que se marchan.

Nunca supo cuando tuvo el poder,

De ser un hombre invisible.

No escapa del estanque,

De la fe imposible.

Demasiados principios que se ahogan,

Un pacto perdido con su alma,

Mientras los dueños olvidados le aclaman.

En el parque de las palomas,

Se cuentan mil anécdotas,

Todas llenas de dolor, hambre y sed,

Escribe en la piel de su memoria,

Su futuro incierto sin red.

Cada noche escoge una estrella,

Para abrazarla de momentos,

Desahogándose relatando sus historias.

En el parque de las palomas,

Con sus luces de navidad que adornan,

Las cruces del frío sin tregua,

El corazón y su naufragio,

Que lo contempla.

Nunca supo cuando tuvo el poder,

De ser tan valiente,

No existe guerra más dolorosa,

Que dormir a la intemperie.

En el parque de las palomas,

Ya no vuela libre la conciencia.

Esperanza Poema Tristeza

Buscando Imposibles

13 septiembre, 2016
casa-verde

Las lágrimas tristes no tienen conciencia,

Ni el pecado interferencias.

El va en busca de otro sol,

Mientras tú esperas con impaciencia.

El olvido íntimo amigo de las promesas sinceras,

El castigo íntimo enemigo de la esperanza eterna.

Que no es lo mismo querer que amar,

Que es injusto estar por pena.

Pero los colores grises también colorean,

Y que tus valores se recrean,

En el recreo de su ignorancia.

Mientras va en busca de otra luna,

Que brille mas que la tuya,

Es imposible tener la fe más absurda.

Poema Tristeza

El circo de lo absurdo

8 septiembre, 2016
politicos

Se disfrazan con mentiras,

Con camisas o trajes que ni alquilan.

Algunos ni siquiera se explican,

Sin argumentos ni credenciales,

Con nuestro futuro bajo llave.

Podemos rendir cuentas sin ahogarnos,

Creo que es hora de ir madurando,

De estilo y pensamientos.

Ofrecen rosas con espinas,

Que algunos agarran y confían,

En un presente y futuro de engaño,

Que no sólo sirve con ser guapo.

Sobres que vuelan sin posdata ni conciencia,

Desahucios de familias enteras,

Yo creo que también es corrupto,

Aquel que roba vidas.

Más fuera que dentro,

Eso quisiera algún tipo sin cerebro,

Y los dementes que le siguen,

Adoro a vuestra inteligencia sublime.

No tiene coherencia vuestro discurso,

Ciudadanos expectantes,

Con el paro como voz cantante.

Mientras vosotros seguís,

En el circo de lo absurdo.

Nostalgia Poema Tristeza

Aún

6 septiembre, 2016
prision

Tan simple como escuchar su nombre y que aún te duela,

Tan complicado como callar, disimular,

Y que el corazón aún te escueza.

Un triste prisionero en la libertad de su cárcel.

La verdad es de uno mismo,

Pero es que al sentir es imposible engañar.

Tan real como recordar su escote y que aún te ponga,

Tan difícil entender que aunque vengan otras,

Ya nunca será lo mismo.

Tan cobarde el corazón que no sabe,

Latir sintiendo sin ti.

Esperanza Poema Tristeza

Vuela

1 septiembre, 2016
vuelo-de-pajaros

No te calles por vergüenza,

No disimules tu coherencia,

Que privar de libertad,

No tiene perdón.

Rechaza cualquier gesto de naufragio,

No disfraces la rebeldía de sus manos,

No esquives la palabra maltrato,

No aceptes perder como fracaso.

Que privar de paz,

No tiene perdón.

Tu piel cansada de espanto,

Y tu voz en silencio gritando.

Reta a tu felicidad a que vuelva,

Por el camino del atajo.

Construye sueños,

Acude a imaginarlos,

Y que tu piel proceda,

A recibir nuevos abrazos.

Que solo por ser mujer,

Tu respeto debe ser respetado.

 

Poema Tristeza

Mundo

28 agosto, 2016
mundo

Dicen que la naturaleza es sabia,

Pero no debería de temblar,

Como ha temblado y siembra,

Creando dolor y pena.

Dicen que la esperanza sigue perdida,

Entre miles de inocentes víctimas,

Que injusta la vida,

Con el hambre siempre acosando.

Dicen que las guerras no acaban,

Que las armas no se gastan,

Que las balas siguen volando.

Dicen que la tierra se llama tierra,

Que hace mas ruido una bomba que una canción,

Si sigue así el mundo,

Que se pare un segundo,

Que yo me bajo de estación.

Nostalgia Poema Tristeza

Desorientado

22 agosto, 2016
desorientado

Utilizo palabras que no dicen nada,
Mi alma está desorientada,
No sabe que hacer hoy,
Mucho menos mañana.
Utilizo gestos que descifran,
Que todo lo bueno se acaba.
La vida se me ha vuelto extraña.
Soñaba con que de mi estuvieras enamorada,
Sólo de mi.
Mi mirada está desierta,
Deja de dormir y despierta,
Le grito a mi corazón cansado de latir.
Habrá que pensar en el futuro,
Y otro sueño empezar,
Aunque éste que hemos vivido,
Nunca tendrá final.
Expulso de mi vista esas sensaciones raras,
Le hecho un pulso a mi tristeza pero me gana.
Tengo que aprender a andar descalzo,
Por las calles de la soledad,
Yo te tengo que confesar,
Que no quiero olvidarte,
Y tu no olvides que te quiero.