Browsing Tag

felicidad

Felicidad Poema

París

21 agosto, 2017
Paris

El día más bonito en la historia de París,

al menos para mí, para nosotros.

Con mi pregunta saliendo de mi boca

se paró el tiempo en aquel arco

creyendo estar a solas.

Me temblaba hasta el alma

agarrando la felicidad por completo

y los testigos captaron el momento

del abrazo mas sincero jamás entregado.

La sonrisa nos acompañó más si cabe

en el resto del viaje,

triunfó el amor por encima de todo

no creo que haya más verdad en dos miradas

ni que nuestro corazón esté en dos partes.

El momento más especial en la memoria de París,

al menos para mí, para nosotros.

Con su si saliendo de su boca

se recreó el viento en aquel arco

ya veía mi futuro en buenas manos

con la vida y su fluidez

con la risa enamorada

y la brisa acomodando la vejez.

Te entregaré mi piel

para que no tengas frío,

volaremos a la vez

y bailaremos por siempre con la música

de nuestra alma.

 

Esperanza Felicidad Poema

Podría

7 marzo, 2017
Podría

Podría derrumbar el muro de tus miedos,

y borrar tus huellas dirigiéndose a lo incierto.

Podría perderme en tu silencio de intenciones,

y prometerte una nube sin lluvia.

Podría quererte hasta morir,

y esquivar la ventana de tus dudas.

Podría hacerte llorar por reír,

y regalarte una estrella que te guíe hacia la luna.

Podría salvarte de tropezar en cualquier mentira,

y acumular sueños en la fila de tus ganas.

Podría enseñarte lo bonito de vivir,

aunque tu mirada valga mas que mil palabras.

Podría obligar al futuro a que me recuerdes,

dibujándote un beso en cada mañana.

Podría jugar a ser feliz

eligiendo tu cara en cada apuesta.

Podría romperte los esquemas,

sobrevolando la inspiración de mis poemas.

Podría dar calor a tu invierno,

también a tu verdad.

Podría viajar sin escalas,

por cada poro opuesto de tu piel.

Podría parar el tiempo y entender

que la vida es solo un momento,

que cada herida y cada lamento

podría ahogártelos con el fuego de mi sed.

Podría ser el eterno inocente de tus bromas,

tu trébol de cuatro hojas,

la margarita que siempre te dice si.

Felicidad Poema

Estando contigo

23 febrero, 2017
estando contigo

Como puede ser que te echara de menos,

aún ni habiéndote conocido.

Como puede ser si ahora que estás conmigo,

superas la realidad de lo que soñaba.

Como puede ser que antes creyera ser feliz,

si ahora que despierto contigo,

me doy cuenta que río hasta dormido.

Ahora que ya entiendo

que las flores huelen a ti,

que las nubes llueven de alegría

cuando te ven sonreír.

Ahora que ya entiendo,

me sabes a felicidad

sabiendo saber acariciarme el alma.

Tú, mi eterna banda sonora de susurros

en el centro de mis ganas.

Lo que nunca entenderé,

que la poesía no lleve tu nombre

con el acento de tu voz callada.

Con lo bien que se está,

en el sur de tu cara,

en el norte de tus piernas,

en el centro de tu espalda.

Con lo bien que bien se está,

cuando se está contigo,

ya sea de tarde o de madrugada,

ya sea jueves o domingo.

Que bien se pasea,

cuando se hace de tu mano,

sin miedo al vértigo

de cualquier precipicio

asomándonos a la inocencia.

Que bien se está,

en la derecha de tu cama,

debajo de tu falda,

encima de tu ombligo.

Que bien se está estando contigo,

logrando sin remordimiento

la difícil tarea de ser uno mismo.

Esperanza Felicidad Poema

Los lunares de su piel

10 enero, 2017
ocurre-que-a-veces

Ocurre que a veces,

La vida va y te sorprende.

Ocurre que a veces,

La vida va y te regala un poco de suerte.

En ese preciso instante apareces,

Yo, regateando a la cuerda floja,

Tu, dando equilibrio a mi historia.

Ocurre que a veces,

La vida va y te enseña,

Ocurre que a veces,

La vida va y te regala un poco de paz.

En ese preciso instante te quedas,

Yo, entregando mi destino,

Tu, dando tregua a la felicidad.

Siempre creí que el silencio,

Si no es incómodo entre dos personas,

Ya hay confianza.

Sentí que a veces quedarte callado,

Es cuando mas hablas.

Y que también,

El abrazo debería ser abrazado.

Siempre creí que lo que hacía era lo sentido,

Y que el tiempo ya me pondría,

En mi sitio correspondido.

Nunca perdí nada sin quererlo perder,

Nunca entendí una verdad mas sincera,

Que la de su mirada.

Me resulta imposible,

Desorientar mis caricias,

Cuando han aprendido de memoria,

Los lunares de su piel.